Generalmente difamadas y perseguidas, las cucarachas conforman un gran grupo de insectos del orden Blattodea, cuya evolución se remonta a más de 300 millones de años. Es originario de Europa. Las cucarachas se adaptan excelentemente a las condiciones de su entorno.  Son también animales sociales por naturaleza, por lo que suelen moverse juntas.

            Características

Las cucarachas tienen un cuerpo aplanado, ancho y ovalado, con una gran placa plana unida al tórax, el cual se divide en 3 sectores: en el primero está la cabeza, la cual es pequeña y de ella surgen antenas delgadas y flexibles, en el segundo se desarrollan las alas y finalmente, en el tercero se desarrollan las patas traseras, sin embargo, cabe destacar que de cada segmento sale un par de patas, haciendo entonces un total de seis.  Todo el cuerpo está protegido por un duro exoesqueleto recubierto con una sustancia cerosa. Poseen grandes ojos compuestos y partes bucales adaptadas para morder, masticar y sorber alimentos líquidos. Tienen varios receptores gustativos y táctiles.

            Hábitat

Las cucarachas se distribuyen en casi todo el mundo.  Son animales muy fuertes y extremadamente resistentes, tanto que pueden soportar temperaturas de hasta -122 ºC y altos niveles de radiación. Su hábitat por naturaleza son las alcantarillas, los desaguaderos, los lugares donde haya materia orgánica que se encuentre en estado de descomposición, también pueden estar al aire libre en jardines, pero por lo general todos los lugares donde estén siempre son oscuros, húmedos y con una temperatura que no supere los 30 grados centígrados.  Algunas especies prefieren habitar casas y edificios en zonas pobladas y pueden encontrarse en sótanos, armarios, alacenas y otros lugares cercanos a fuentes de agua y alimento.

Alimentación

Pueden sobrevivir por largos períodos de tiempo con escasos recursos alimenticios.  Estos insectos omnívoros pueden comer casi cualquier cosa que encuentran, incluso materiales inorgánicos. En su hábitat natural se alimentan de frutas caídas, hojas y carroña, mientras que en las zonas pobladas consumen lo que hallan entre la basura, las cocinas y otros sitios: pan, insectos muertos, frutas, cuero, escamas de piel, papel, almidón, pegamento, pelo, productos fermentados, jabón, entre otros elementos.

            Reproducción

Son insectos ovíparos, es decir que la reproducción es por huevos. La mayoría de las hembras despiden un aroma cargado de feromonas sexuales con el objetivo de atraer a los machos y obtener una pareja con la cual aparearse. Por su parte, los machos producen secreciones que tienen la misma función y para preparar a la hembra para el apareamiento. El proceso de cortejo puede incluir movimientos del cuerpo y emisión de sonidos. Una vez que ella acepta al macho, ambos copulan durante un breve tiempo durante el cual el macho transfiere esperma a la hembra en un espermatóforo.  Las hembras pueden poner muchos huevos cubiertos todos por una membrana, y formando lo que se conoce bajo el nombre de Ooteca, que es justamente el depósito de sus huevos (pueden ser hasta 16), que al estar recubiertos por una proteína especial cuando entran en contacto con el aire, se torna más dura, y esto sirve de protección ya que hace que la Ooteca sea mas resistente y de aspecto estríado.  Ella puede enterrar sus huevos o llevarlos consigo bajo su abdomen. En algunas especies los huevos eclosionan dentro de la madre.

            Comportamiento

Las cucarachas les gustan los ambientes cálidos y húmedos y huyen de la luz.  Estos insectos son nocturnos, por lo que suelen salir de su escondite durante la noche, momento en que se muestran activas.  Las cucarachas son animales extremadamente resistentes y adaptables, por ello han sido capaces de colonizar casi cualquier rincón del planeta. No obstante, también requieren ciertas condiciones ambientales para sobrevivir. Pese a que algunas especies de cucarachas forman plagas y viven en las casas y otros entornos, causando muchas molestias, la mayoría de especies viven en el exterior.  Debido a su gran velocidad, sus maniobras rápidas, y su capacidad de pasar a través de las grietas más pequeñas, este insecto puede desaparecer rápidamente en respuesta a la luz o al movimiento. Son muy buenas al escapar de los depredadores.

Categorías: Plagas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *