Es uno de los servicios que tiene más demanda, y es una técnica que intenta prevenir y controlar el desarrollo de cualquier especie determinada de insectos, que perjudican la salud y afectan la calidad de vida del hombre.

En Fuservi garantizamos el control de cualquier tipo de insecto de una manera rápida, eficaz y segura. Para este servicio, se aplican los criterios del MIP basados en métodos físicos, mecánico y/o químicos según sea el caso. En este sentido, nuestros especialistas estudian el origen y características del insecto y preparan el tratamiento más adecuado para cada problemática a resolver. Asimismo, analizamos todos aquellos factores externos que pueden llegar a influir en el tratamiento. Todos y cada uno de nuestros métodos se llevan a cabo siempre minimizando los riesgos para las personas, los animales y el medio ambiente.

Nuestro Servicio de Desinsectación se establece en función de los siguientes grupos:

• Control de Insectos Rastreros (Cucarachas, Chiripas, Hormigas, Bachacos, Chinches).

El principal problema que pueden producir los insectos rastreros es la contaminación de alimentos y la transmisión de enfermedades, que pueden llegar a tener graves consecuencias, entre ellas la salmonella, gastroenteritis, malaria, tifus, etc. Además sus excrementos también pueden causar problemas como erupciones o alergias. En el caso de las cucarachas y las chiripas, son insectos altamente resistentes por lo que requiere de un seguimiento especializado para lograr un adecuado y oportuno control que permita terminar con el problema lo más rápido posible.

Existen diferentes métodos para tratar los insectos rastreros. Estos métodos pueden variar según la localización del foco de la plaga, el estado de ésta, así como de las características de la zona en la que esté teniendo lugar.

Mantener el orden y la limpieza del lugar es la base para prevenir la propagación de estos insectos, también es pertinente hacer los arreglos necesarios que impidan que ingresen al recinto y se aniden, como el sellado de grietas, colocación de mallas en los ductos de ventilación y rejillas en todos los desagües de las instalaciones, entre otros. La colocación de barreras físicas limita la entrada de los insectos a las instalaciones, pero para combatirlos se usan las trampas adhesivas, el gel mata insectos y en la medida que se requiera, se realiza la aplicación de químicos en el lugar afectado. Los insecticidas residuales en ningún momento podrán aplicarse encima de equipos, materias primas o material de empaque para alimentos. La técnica para que utilizamos para la aplicación de los químicos es la aspersión.

En Fuservi brindamos la mejor solución. La experiencia de nuestros técnicos nos permite ofrecer este servicio para eliminar las especies nocivas de insectos rastreros que habitan en las instalaciones infestadas y mantener su población en un nivel que no ocasione problemas significativos. Este control no debe ser realizado solo ante la presencia visual de los insectos, el servicio debe ser ejecutado con regularidad ya que esto impedirá la proliferación de la plaga, con lo cual podrá prevenir futuras enfermedades y por consecuencia un ahorro sustancial en su economía.

• Control de Insectos Voladores (Moscas, Mosquitos, Jejenes, Chinches, Abejas y Avispas).

Posiblemente los insectos voladores son los más incómodos para el ser humano por ser portadores de enfermedades tanto a través de sus excrementos como por sus picaduras. Muchos de ellos tienen hábitos extremadamente sucios (como es el caso de las moscas) por lo que representan un elevado riesgo para nuestros alimentos. Esto puede conllevar a pérdidas económicas e incluso el cierre de un establecimiento.

Un control eficaz de estos insectos incluye (además de prevención) un ataque a la plaga en todas sus fases, combinando los distintos métodos existentes para minimizar sus efectos.

En Fuservi ofrecemos la mejor solución, ya que nuestros técnicos tienen amplia experiencia en el control de insectos voladores: controlamos los posibles individuos que se puedan encontrar y, además, damos especial importancia a los tratamientos para prevenir futuros asentamientos. Para esto, seleccionamos métodos y productos buscando la mayor efectividad, la más baja toxicidad para las personas y la mínima incidencia posible en el medio ambiente. Aprobados por los organismos pertinentes.

Los métodos utilizados para el control de estas plagas son: medidas preventivas, tanto estructurales, como de almacenamiento e higiene, barreras físicas que impidan la entrada de estos insectos a las instalaciones afectadas, colocación de tela mosquitera, trampas adhesivas, trampas ultravioletas, y finalmente la aplicación de químicos. La aplicación de los productos insecticidas es muy diversa y va a depender mucho del ambiente, de la plaga y de las instalaciones a tratar. Las técnicas que utilizamos para esto son: la pulverización o aspersión, la nebulización, la termonebulización, la aplicación de emulsionable mediante pincelado, espolvoreo o la instalación de trampas o cebos. Todos nuestros trabajos sobre insectos voladores están completamente garantizados.

· Control de Plagas en Granos y Semillas Almacenados (Coleópteras y Lepidópteras).

La conservación y protección de los granos almacenados constituye una necesidad alimenticia social y económica. Durante el almacenamiento de granos pueden presentarse diversos factores que deterioran su calidad, entre ellos, los insectos ocupan el primer lugar en importancia.

Los insectos que atacan los granos almacenados pertenecen al orden Coleóptero (pequeños escarabajos llamados «gorgojos») y al orden Lepidóptero (pequeñas mariposas, palomillas o polillas). Los daños que estas plagas ocasionan en los granos pueden ser catastróficos. A nivel mundial se han registrado pérdidas del orden del 10 %, causadas por insectos de productos almacenados.

El Manejo Integral de Plagas (MIP) en granos almacenados es un proceso de suma importancia, que no debe ser tomado a la ligera y que implica un riguroso conocimiento por parte de los involucrados. Para lograr la eficacia en este proceso y mantener la inocuidad de la producción, se recomienda hacer la limpieza de la unidad almacenadora, la aireación de granos (para reducir la temperatura del ambiente y hacerlo lo menos propicio posible para el desarrollo de insectos), acondicionamiento de instalaciones y aplicaciones químicas, como complemento.

La industria agroalimentaria a nivel mundial basa el control de plagas de almacén en la aplicación de métodos químicos. La fosfina (fosfuro de hidrogeno) en la actualidad es uno de los fumigantes más utilizados para este fin. Este gas letal es capaz de combatir todas las especies de plagas en todos sus estados de desarrollo, no tiene efectos adversos en la calidad o en las propiedades de los productos tratados, tampoco afecta la germinación de las semillas y los niveles de residuos son muy bajos en granos y en alimentos procesados. Para lograr su efectividad, las áreas a fumigar deben estar completamente selladas y asegurarse que no existan fugas. Este es un método riesgoso para quien lo aplique, por lo que se requiere de personal capacitado que acate todas las normas de seguridad y los tiempos de ventilación para evitar cualquier tipo de accidente.

En Fuservi contamos con las técnicas, la experiencia y el personal capacitado que nos permite brindar un servicio especializado adaptado a cada caso en particular, garantizando la calidad de los granos, la seguridad laboral y del medio ambiente.

Control de Insectos Xilófagos (Termitas y Carcoma).

En la naturaleza los gorgojos de la madera, termitas y otros insectos xilófagos (especie que se alimenta de la madera) son organismos muy beneficiosos, ya que permiten que la madera muerta se descomponga y sea reutilizada en los ciclos ecológicos. Aunque estos insectos no producen daños básicos a la salud ni trasmiten enfermedades para el hombre o los animales domésticos, representan un peligro cuando atacan vigas o infraestructuras de madera, debilitándolas y provocando graves problemas estéticos y económicos.

En ocasiones, la detección de estas plagas se hace especialmente complicada. Una forma de identificación es la observación de pequeños agujeros en los muebles o por presencia de polvillo en el lugar. Mientras más rápido se actúe, menor será el daño y más económico el tratamiento.

Existen distintas soluciones para su intervención. Tal como ocurre con el control de la gran mayoría de las plagas, la prevención es un elemento básico, por lo cual se debe poner especial cuidado en eliminar las posibles vías de acceso de esta plaga a las instalaciones. En base a la problemática existente se deben llevar a cabo algunas medidas correctivas que van desde la realización de reparaciones o modificaciones para eliminar los problemas de humedad y hongos hasta la aplicación de químicos en función del organismo presente en el ataque. El método se decidirá después de un exhaustivo estudio de la plaga y del grado de infestación de esta, ya que no siempre se podrá aplicar el mismo tratamiento.